miércoles, 20 de julio de 2016

¡Bum!

Decir la verdad nunca ha sido jugar con mi mejor aliado,
pero hoy tengo que jugar con él porque me has hecho sentir como un desgraciado.


Disculpa por no darte los sís a los que te han acostumbrado,
pero analicé todos los finales posibles,
y no veo nada entre tú y yo plausible:


Actúas como si el mundo te estuviera en deuda,
pero yo a ti no te debo nada,
y lástima que ya no podes poner el seguro a esta granada
que dejaste sobre nuestras ganas...

Nadie debe ser un patriota donde no existen naciones.


Au revoir
¡Bum!