lunes, 28 de julio de 2014

Tengo un ángel

Yo tengo un ángel
que no esconde su sonrisa,
tengo un ángel
que sus alas son la esperanza
y su halo la dicha.

Me mira mientras duermo,
me abraza cuando sueño,
sabe bien entender mi desvelo
porque es cuando entre pensamientos le sostengo.

Yo tengo un ángel
que ha salvado mi alma de la intransigencia de la gota de agua 
que cae en el vaso que nunca se derrama,
de la soledad y el falso conformismo...
que me cimbra todo el cuerpo cuando con sus pequeños labios pronuncia: te quiero, papito.

Yo tengo un ángel
que no es mío porque en el amor no existe el arrendamiento,
que devora a cada paso mi tormento,
que mueve un brazo y crea estrellas en mi firmamento...
Que por cada lágrima por ella derramada bien valdría incendiar todos y cada uno de los cielos.

Yo tengo un ángel que no esconde su sonrisa,
y sin saberlo,
al sostenerse de mi mano...
soy yo quien me sostengo...


Dedicado al amor de mi vida, mi hija Jade.

jueves, 10 de julio de 2014

Suma de ausencias - 2

La ausencia, tan involuntaria como despertar un lunes por la mañana.
¿Qué es la ausencia realmente?
sino el engaño ajeno,
el engaño de algún otro que se cree dueño,
porque no somos dueños ni de nosotros mismos,
por eso de repente no estamos, y es cuando más tristes nos sentimos,
eventualmente más aburridos.

Pero, ¿por qué no estamos?
¿por qué nos vamos?
¿por qué izamos la bandera del egoísmo en pleno naufragio?

¡Qué sola debe estar la casa que habité de niño!
debe haber creído que yo le pertenecía, como yo lo creí contigo.
¿Cuántas preguntas tendrá sin respuesta?
¿cuántos abrazos inhabitados a diestra y siniestra?

La ausencia es materia viva que llena espacios vacíos,
con ella he podido ponerle nombre a lo que no necesitaba
y también he creado memorias de lo perdido.

Si todo el mundo fuera lo que hay en estas cuatro paredes... tú serías mi mundo,
una ausencia total, mi espacio vacío.