domingo, 28 de octubre de 2012

Por ti


Dejaré florecer mis palabras en mi pensamiento
Para dártelas, para entregártelas
Coloridas y perfumadas en un ramo. 
Te amo.

Dejaré fermentar mi aliento en tú vientre
Para que de cuando en cuando, me lo devuelvas, con el calor de tus labios
Más dulce, más sabio, más sano.

Haré todo lo que mis torpes manos puedan
Para no dejar que seas una mujer manca y vacía
Intentando tejer una nueva piel a nuestras vidas.

No quiero tu horrible despertar flotando en el mar de palabras podridas
Y toda tú, llena de nada
Desterrada de la fantasía
Aferrada a la pizca de dignidad, que guardamos para el último suspiro de vida

No quiero, no, no quiero 
Que mi único poder sea el contemplar en el horizonte las cataratas de sueños que se han quedado desbordadas en tus ojos
No quiero que seas presa de mi capricho y trofeo de mis antojos.

De ser en ti lo que no quiero,
Lo que no imagine en mis sueños
Te confieso entero
Que daré un paso atrás en silencio 
Me perderé entre las sombras de nuestro pasado
Me encerrare en un recuerdo
Refugiaré mi única esperanza en el tiempo
Apostaré a tu mala memoria, para tal vez, no volver jamás.








domingo, 21 de octubre de 2012

Ya te olvidé


Te he olvidado
Día tras día, noche tras noche, y entre mis sueños, tu nombre no he pronunciado
Ya no me falta el aire cuando sin tu mano camino
Ya tus huellas no están en mis suspiros

Ya te olvidé
Lo supe desde el momento en que vi de nuevo el atardecer
Y no me hizo falta tu cabeza en mi hombro

Yo, ya no te conozco
Lo supe al ver la luna, y no reconocer en ella tu rostro

Yo ya te olvidé,
Eres sólo cosa del ayer
El barco que zarpo al anochecer
Las cuerdas de mi guitarra ahogadas en el silencio de mi garganta.





Yo ya te olvidé... 

Hoy sólo te escribe... la memoria de mis manos 
Que tiemblan al acariciar el espacio en que no estás
Que nerviosas lloran por su amarga soledad
Que entre ellas aún susurran, que tú, algún día... volverás.







miércoles, 17 de octubre de 2012

A(mor)gonía.


Este amor agoniza
Con tu mano y mi mano apretándolo por el cuello
Asfixiándolo, insultándolo
Diciendo mudamente
Muere, muere, muere.

Somos cómplices de homicidio calificado, 
Amor denigrado
Matando a sangre fría lo que nos ha sido dado
Como lo más sagrado
Estúpida, por no ver que soy estúpido
Por no ver que esta vez, no lo resucitaré

Me odio, incansablemente, me odio
En el silencio, me odio
Odio mis brazos sin ti
Odio mis labios
Odio mis versos
Sin ti, me odio
Como me odian, mis pecados no cometidos
El encanto despreciado
Y las lineas ya chuecas, de mis manos

Este amor agoniza
Se retuerce y no lo sueltas
Suplica y no lo sueltas
Y yo... no puedo hacer menos.
Muere, muere, amor muere.