viernes, 29 de junio de 2012

Me enojo



Cada vez que me disgusto por alguna de tus acciones
Me enojo, me enojo hasta el punto de que me grito
Dejo de hablarme por un tiempo
Y se arremolinan en mi mis sentimientos
Dejando un vacio justo en la boca del estomago, cómo el ojo de un huracán

Me ignoro
Reprimo mis más profundos deseos carnales
Me vuelvo cruel y despiadado
Dejo de quererme
Me castigo no durmiendo bien
Me castigo al no tener tu piel

No es fácil para mi reconciliarme conmigo
Ya que no me entiendo ni mucho menos me comprendo
Cuando todo tengo todo quiero
Cuando nada tengo todo quiero
Y siempre estoy vacío
Pero trato de ser tolerante
Aunque quien puede razonar con quien solo pone el pene por delante

Solo el paso de los días es el que me hace extrañarme
Y el silencio me dicta sin remedio volver a ser yo
Por lo que vuelvo a quererme, a consolarme
Vuelvo a dormir sin dejar de soñarte
Y vuelvo otra vez... a pedirte perdón.