domingo, 29 de enero de 2012

Insomnio cotidiano



Acostado a tu lado con el ojo pelado
Con la mente distante
De esta realidad inquietante
La ansiedad devorando mi cuerpo
Y mis sueños atentando contra mi conciencia
Le pido a mi cuerpo paciencia...
Pero me angustia la falta de emociones
Trato de aclarar mis pensamientos
Y decirle "algún día" a mis pasiones...

Cobijado en el misterio
De lo que me he convertido
Con el transcurrir del tiempo
Te miro, te adolezco, te respiro
Recostada en el regazo de tu almohada,
Tan dormida, tan sincera
Te pregunto cosas que no preguntaría a cualquiera
¿Nací solo para mí?
¿Sos un simple reflejo de lo que perdí?
¿Estás aquí?
Espero entiendas que no se trata de ti
Ni de tus sentimientos
Tampoco de tus emociones
Porqué te limito a mis razones
Y a lo poco que me conozco
Si no me veo en ti...

Ya al alba de la madrugada
Tomándote como a un espejo
Murmuro que no es mi intención que tú sepas
Lo que a tu cuerpo dormido confieso
Solo es esta displasia del corazón
Haciendo conflicto al palpitar con mi razón
Causando este insomnio,
Irremediablemente cotidiano